Compresores verticales

Los compresores de aire con tanque vertical son equipos de compresión de aire que tienen una pequeña variación en el diseño tradicional. Sin embargo esto no les impide cumplir con las labores requeridas.

Los compresores Stanley te brindarán una mejor calidad a la hora de su uso, ya que es una máquina que eleva la presión de un gas, vapor o una mezcla de gases y vapores. Se clasifican generalmente como alta presión mientras que los ventiladores y soplantes se consideran de baja presión. Cuenta con inflamiento de neumáticos, limpieza, herramientas neumáticas y perforadoras.

¿Qué son los compresores de aire verticales?

Los compresores de aire verticales son equipos que funcionan de la misma manera que un compresor tradicional, aunque con una modificación en el diseño.  Y es que aunque parezca extraño, ¡el calderín está en posición vertical! Y es así como algo que tal vez no sabías que existía, puede llegar a resolver tus problemas de espacio en el taller.

Compresor vertical

Esta particularidad en el diseño hace que los compresores verticales sean muy apreciados en talleres en los cuales el espacio es una limitación, pues la disposición del calderín hace que el área de trabajo se aproveche al máximo.

¿Cómo funcionan los compresores verticales?

Estos equipos solo presentan una diferencia muy notable con los compresores tradicionales, el calderín de almacenamiento del aire está ubicado en posición vertical. Por otra parte, conservan el resto de las características de compresores tradicionales, y por lo tanto, su funcionamiento no se aleja del resto.

Muchos de estos equipos son compresores de pistón, de una etapa con transmisión directa, o de dos etapas con transmisión de correa. Los de una etapa son equipos pequeños, con calderín hasta 50 litros. Mientras que los de mayor tamaño tienen transmisión por correa.

Características de los compresores de aire verticales

La capacidad de la mayoría de estos equipos está entre tanques de 25 y 100 litros, ya que por sus dimensiones, son los más adecuados para verticalizar el diseño. Esto porque compresores verticales de mayor tamaño podrían volver el equipo inmanejable, y aumentar el riesgo de volcamiento. Sin embargo, últimamente ha incrementado el número de equipos más grandes.

Los compresores verticales tienen dos ruedas de gran tamaño, que absorben las vibraciones producidas al mover el compresor. Generalmente incluyen una pata bajo el depósito con acabado de goma antideslizante para evitar las vibraciones y ruidos al utilizar el equipo. Además poseen asas de sujeción grandes y con diseño ergonómico para mayor comodidad al transportar el equipo.

El diseño de los compresores verticales permite aprovechar el espacio generalmente desaprovechado en esa orientación, facilitando su uso en áreas pequeñas y el almacenamiento del equipo

Actualmente, y debido a la gran demanda de este tipo de compresores, se han diseñado equipos con capacidades hasta 200 litros y más. Algunos son utilizados incluso para uso industrial, donde se conectan a redes de tuberías que reparten el aire comprimido por toda la zona de trabajo. Por sus características estos compresores verticales son estacionarios y no poseen ruedas.

Aunque no existe una gran variedad de modelos con este diseño, es importante hacer mención de que las mejores marcas presentan al menos uno o dos modelos de compresores verticales. Y es que tal vez no se trate de un equipo muy solicitado, pero si estás buscando un equipo que te permita ahorrar espacio en la zona de trabajo, los compresores de aire verticales son ideales para ti.

Usos de los compresores verticales

Al tener el mismo funcionamiento que los compresores tradicionales, este tipo de equipos con calderín vertical también pueden ser utilizados para las mismas labores. No hay que pensar que por tener un diseño vertical, estos equipos presentan alguna desventaja frente a los compresores con depósito horizontal.

Por lo tanto los usos de estos equipos serán los mismos que un compresor con depósito horizontal con las mismas características técnicas. Los compresores verticales pequeños se destinan para ser utilizados en labores domésticas y semi profesionales, ya que se ven limitados para realizar otras un tanto más exigentes.

Puede utilizarse para las siguientes tareas:Pintar con pistola o aerógrafo.

  • Hinchar juguetes (piscinas, pelotas, etc.)
  • Tareas de limpieza de taller
  • Hinchar neumáticos de todo tipo de vehículos (bicicletas, motocicletas, coches, etc.)
  • Mover herramientas neumáticas

Ventajas de los compresores verticales

Sin duda la principal ventaja del diseño vertical del calderín es el ahorro de espacio en la zona de trabajo. Esta característica lo hace ideal para pequeños talleres de pintura automotriz, donde tal vez no haya mucho espacio entre vehículos para trabajar.

Este tipo de compresores de aire verticales ¡puede ayudarte a disminuir el dolor de espalda!

Además, al tener un diseño vertical es más fácil drenar el agua que puede formarse dentro del depósito, ya que se acumula en el fondo. Al contrario, en los compresores horizontales la humedad se acumula en una mayor superficie, lo que aumenta el riesgo de corrosión de la parte interna del calderín.

Al tener mayor altura que los equipos tradicionales, el traslado de los compresores verticales se realiza sin necesidad de agacharse, evitando las molestias en la parte baja de la espalda.


Te invitamos a revisar cada una de las Reviews de los Mejores Compresores de Aire Verticales. Y si no encuentras lo que buscas, en nuestra web tenemos otras tantas reseñas y comparativas que te ayudarán a encontrar tu equipo ideal.

Estamos convencidos te interesarán estas categorías: